Alien nación

Alien nación

Alien Nation | 1988
9 de abril de 2021
En un futuro en donde una raza alienígena y los humanos conviven, la violencia en las calles no cesa. A pesar de que generan tanto rechazo como empatía, un policía, Sykes, deberá resolver un caso junto a uno de ellos. El problema es que el humano no aguanta a los recién llegados.

El cine policíaco de los ochenta-noventa se tuvo que molestar en hacer algunos títulos que, alejados un poco del cine de género (más cercano al suspense que a la acción), tenían que aproximarse a un público menos exigente y más interesado por pasarlo bien que por tratar de resolver un enigma.

Sagas como las de Harry Callahan, en donde se apostaba también por la acción, pero las tramas no eran lo suficientemente complejas; o proyectos arriesgados como algunos de De Palma (no contamos la mítica El precio del poder (1983)), conseguían aunar en una sola película, intriga y acción a partes iguales. Surge así la necesidad de renovarse.

El éxito de otros títulos con más comedia como la saga de Arma letal, impulsó el género de las “buddy movies”, en donde se mezclaban tres elementos, algo que Alien nación (Graham Baker, 1988), tomó en cuenta. Acción, comedia y thriller se combinan en una cinta que, a pesar de no tener un presupuesto muy holgado, consigue entretener y mantenernos despiertos.

Por encima, Alien nación no es una gran película, todo sea dicho. A pesar de que su éxito (más bien popularidad) derivó hasta en una escasa serie de televisión de 22 episodios, la idea de su guionista no era mala, sino todo lo contrario, era hasta novedosa.

James Caan y Mandy Patinkin.

Resulta bastante interesante también, su idea de fusionar ciencia ficción con el thriller. Eso sí, posiblemente la falta de presupuesto obliga a la película a ser muy recatada en cuanto a efectos especiales, pero esto le viene muy bien. Logra situarnos en un futuro bastante realista (en la época, claro).

Alien nación pretende mezclar dos conceptos. Por un lado el thriller policíaco clásico, y por otro lado ese conflicto entre dos culturas tan estandarizado y que, hasta incluso, hoy en día sigue vigente para poder hacer más películas.

Baker cuenta con dos actores bastante aceptables, como son Caan y Patinkin. Caan quizá es el alma de Alien nación, crea un personaje entrañable, gruñón, grotesco y absolutamente estereotipado. Pero es quizá ese mezcla de clichés, lo que hace que enseguida nos caiga bien.

Su opuesto, bajo capas de maquillaje, Mandy Patinkin, aporta la cordura a esta extraña pareja. Ese conflicto de culturas, aquí llevado a la mínima expresión con los dos policías, es la base principal de Alien nación.

El resto de su historia no aporta demasiadas novedades. Es un thriller bastante clásico con alguna escena de acción bien resuelta, pero nada innovador. Su atmósfera, es lo que atrae como producto, es lo que la convierte en una cinta que no dejamos pasar por alto, insisto, a pesar de su carencias que son bastantes.

No sería de extrañar que con el paso de los años alguien se atreviese a filmar una nueva versión, eso sí, su discurso, a día de hoy, resulta bastante manido, por lo que es posible que no aportase nada nuevo.

El año: 1988

Si hay un título que marco 1988 en el género de la acción, ese fue Jungla de cristal (John McTiernan, 1988). Bruce Willis contra unos terroristas en un moderno edificio de oficinas. Un taquillazo que ensombrecía cualquier título similar. Incluso títulos de similares características como Danko: Calor rojo (Walter Hill) con Schwarzenegger, o la propia Alien nación (Graham Baker, 1988) no consiguieron superarla en taquilla. 83 millones de dólares recaudó la película de Willis, ésta que nos ocupa, apenas pasó los 25.

Muy justa, aunque su entretenimiento es más que evidente.
6

+Info
Dirección
Graham Baker
Guion
Rockne S. O’Bannon
Dirección de fotografía
Adam Greenberg
Música
Curt Sobel
Montaje
Kent Beyda
Formato
2.35:1
Nacionalidad
USA
Duración
91 minutos
Distribución
20th Century Fox
En la red

''
Te puede interesar