Gran Turismo

Gran Turismo

Gran Turismo | 2023
30 de septiembre de 2023
Jann Mardenborough es un joven británico aficionado al simulador Gran Turismo. Una conocida marca de coches lo recluta para convertirlo en piloto profesional, corriendo más de 200 carreras y que, a día de hoy, sigue compitiendo.

Que Sony se deja auténticas millonadas promocionando su “plei” no es algo nuevo. Posiblemente sin esa rama de negocio, Sony tendría algún que otro problema, pero el caso es que su gallina de los huevos de oro suele darle bastantes alegrías. Uno de sus juegos más conocidos y reconocidos, Gran Turismo, creado a finales de los noventa por Polyphony Digital, filial de la propia Sony, lleva a día de hoy 7 entregas, cada una con más éxito y más seguidores en el mundo. De hecho, no se considera un juego, sino un simulador de carreras. Pero la traslación al cine de este simulador, necesitaba algo más para confeccionar una historia que, al menos, fuera sólida e inspiradora

El proyecto, acariciado en su día por Joseph Kosinski, cae en manos de Neill Blomkamp, aquella joven promesa que nos dejó con la boca abierta tras Distrito 9 (2009) consiguiendo incluso una nominación al Oscar como mejor guion. Después de aquello, vinieron obras algo más convencionales (Elysium (2013) o Chappie (2015)), una larga etapa como director/productor de cortometrajes para youtube con Oats Studios (algunos más interesantes que otros y en donde daba rienda suelta a su afición por mezclar alienígenas, robots y acción) y tras su intento de mezclar terror/ciencia ficción con Demonic (2021), le toca el turno a esta cinta, una película excesivamente convencional con una historia vista muchas veces.

Gran Turismo sobre todo tiene alma de producto de marketing, alma de gran anuncio o publirreportaje. No es una película en la que Blomkamp pueda defenderse como realizador. Todo está tremendamente estudiado para que marcas como Sony, Nissan, Michelin… se luzcan de lo lindo. Pero si realmente Gran Turismo nos quiere contar algo, no nos va a sorprender y mucho menos emocionar, aunque lo intente en varias ocasiones.

Andrew Madekwe y David Harbour.

Y es que es la misma cantinela de siempre, joven de familia de clase baja, que no quiere estudiar, pero tiene un talento, alguien lo descubre y trata de que sea un crack en la vida. Todo ello a través de un viaje que le lleva por momentos de tensión, momentos felices, enfrentamientos con adversarios, con sus padres y hasta con su propio mentor. Ingredientes que los hemos visto varias veces y que nos han hecho inmunes ante cualquier atisbo de intentar conmovernos.

La película habla del triunfo, del tesón, del éxito… valores universales, sencillos… todo ello con el mundo de las carreras de fondo. Pero en este caso es un mundo aséptico, donde la competitividad existe, claro, pero es sumamente ‘soft’. Todo está tremendamente planificado en Gran Turismo para conducir al espectador hasta un final tan evidente como plano. Si a alguien le da lo mismo saberlo antes de empezar, ésta es su película.

En Gran Turismo la palma se la lleva la imagen, pulcra, nítida, potente en ciertos momentos, con una factura muy correcta, pero totalmente vacía de personalidad. Blomkamp no hace muchos esfuerzos por improntar algo de su propia cosecha, quizá la producción (donde se encuentra el propio Mardenborough) le haya atado en corto. Pero es un proyecto muy apetecible para los amantes de la velocidad, ya que las escenas de carreras son, posiblemente, de lo más interesante que tenga.

Y es que el pilar de la propia película a nivel interpretativo no es ni siquiera el joven que da vida al piloto, sino su mentor, un David Harbour que, como siempre, está por encima de la historia, con un papel que, aunque convencional (el clásico piloto retirado con una cuenta pendiente) logra al menos, meterse al público en el bolsillo por su carisma.

Gran Turismo se ve, quizá por compasión, por ver si en algún momento nos vamos a sorprender. Pero de eso nada, nos encontramos con un trabajo de encargo al que Blomkamp habrá accedido a cambio de un buen cheque para que, en algún momento de su vida, vuelva a sacar todo ese talento que seguro tiene. Por favor, que alguien le produzca algo realmente interesante a este hombre.

La historia ya la conocemos, aquí lo que cambia un poco es el medio. Nada nuevo en el horizonte.
3

+Info
Dirección
Neill Blomkamp
Guion
(sobre el videojuego de Polyphony Digital)
Jason Hall, Zach Baylin
Dirección de fotografía
Jacques Jouffret
Música
Lorne Balfe, Andrew Kawczynski
Montaje
Austyn Daines, Eric Freidenberg, Colby Parker Jr.
Formato
1.85:1
Nacionalidad
USA, Japón
Duración
134 minutos
Distribución
Sony Pictures
En la red

''
Te puede interesar