Sangre en los labios

Sangre en los labios

Love Lies Bleeding | 2024
2 de mayo de 2024
Estamos en la América de finales de los ochenta, la joven Lou es la encargada de un gimnasio propiedad de su padre. Un día entra Jackie, una joven culturista cuyo deseo es ganar un certamen en Las Vegas. Pero el pasado y presente de ambas se interpondrá en un curioso romance en el que la una necesitará a la otra.

Segundo largometraje de la directora británica Rose Glass tras las buenas acogidas que supuso Saint Maud (2019). Si en aquella ocasión abordaba el terror con un punto de vista casi religioso, aquí la directora se aleja bastante de ese género para relatar una historia de amor entre dos mujeres y la necesidad que hay entre ambas para superar traumas, desafíos e infortunios.

En su reparto, Sangre en los labios cuenta con un sólido triángulo actoral. Encabezado por Kristen Stewart que, con el tiempo, ha conseguido quitarse la etiqueta ñoña que el personaje de la saga Crepúsculo le confirió durante unos años. Stewart, más centrada en su carrera como actriz versátil que en contentar a los fans de los pseudo dramas adolescentes, se ha marcado títulos de lo más variado, tocando géneros como el fantástico (con Underwater (William Eubank, 2020)), el drama con Spencer (Pablo Larraín, 2021) o el thriller, con esta Sangre en los labios. A pesar de que su personaje es de un carácter fuerte, o eso necesita, quizá le falta algo más de ‘punch’ en la historia. Aun así el trabajo en esta película es muy encomiable.

Kristen Stewart y Katy O’Brian.

La sigue la que quizá sea la más destacable de todo el ‘cast’, la actriz Katy O’Brian. Vista en series como The Mandalorian (2020) o en la última entrega de la saga Ant-Man, esta norteamericana aporta lo más interesante en cuanto a personajes se refiere en esta película. Una joven con sueños, metas, marcada por su pasado, apartada por su familia (posiblemente por su condición sexual y su afición al culturismo), y que complementa perfectamente al personaje de Stewart, en una especie de Thelma & Louise (Ridley Scott, 1991).

Cierra el triángulo la veteranía, que en este caso viene de la mano de Ed Harris, con un personaje turbio, incómodo, corrupto y que inspira respeto y miedo al mismo tiempo. La genial caracterización y el siempre magnífico trabajo de Harris, confieren a su personaje un halo de crudeza y desconfianza que aporta a la historia más temor que otra cosa.

Junto a ellos, secundarios de la talla de Jena Malone, David Franco o Anna Baryshnikov (hija del también actor y bailarín Mikhail Baryshnikov) que terminan de poblar este extraño universo de la América profunda, donde lo “bizarro” se confunde casi con lo sobrenatural y en donde la violencia está a la orden del día.

Ed Harris.

Sangre en los labios quizá peca de mezclar demasiadas cosas, pero dentro de su caótico orden de tramas, deja claro que es una cinta interesante y que merece la pena ver. Se mueve en el terreno del thriller, con tintes de suspense, aderezado con mucha violencia, mucho sexo y sangre. Personajes tremendamente negativos, todos ellos, con motivaciones que van desde el triunfo personal hasta la corrupción, en donde todos parecen estar al margen de la ley, una ley comprada, donde sólo sobrevive el más fuerte.

No hay que dejar pasar por alto su ambientación (nos viene a la cabeza quizá el cine de Winding Refn), esa estética de los setenta (aunque la película se desarrolla a finales de los ochenta principios de los noventa), donde los espacios están sucios (el gimnasio donde trabaja el personaje de Stewart mismamente), donde la sangre no se quita, donde no se puede confiar en nadie… Un ambiente malsano que ayuda a toda la película a crearnos esa sensación que se cierne sobre los personajes. Todo su mundo se va desmoronando a pesar de lo que hay entre ellos. A veces, el amor, es capaz de todo.

En medio de la violencia, el sexo y la sangre, el amor a veces lo puede todo.
7

+Info
Dirección
Rose Glass
Guion
Rose Glass, Weronika Tofilska
Dirección de fotografía
Ben Fordesman
Música
Clint Mansell
Montaje
Mark Towns
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA, Reino Unido
Duración
104 minutos
Distribución
Avalon
En la red

''
Te puede interesar