Godzilla y Kong: El nuevo imperio

Godzilla y Kong: El nuevo imperio

Godzilla x Kong: The New Empire | 2024
19 de mayo de 2024
Godzilla se ha quedado en la Tierra y Kong vive en la "Tierra Hueca", pero algo perturba su estancia allí, una misteriosa nueva tribu de gorilas gigantes que amenazan su existencia. Los especialistas de Monarch deberan ayudar a los dos titanes a frenar al líder de los nuevos monos.

En el continuo tira y afloja de Hollywood con el público y, por ende, con la taquilla, de vez en cuando aparece algún producto que hace pensar todavía en cines llenos hasta la bandera, aunque no sean películas que gusten a todos. Es el caso de las cintas de monstruos, en donde la acción prima sobre todo delante de una historia, por lo general, inverosímil, pero que supone un soplo de aire fresco para la taquilla y consigue hacer cifras interesantes. No, no es Barbie contra monstruos gigantes.

El inicio del llamado ‘monsterverse’ allá por el 2014 con el Godzilla de Gareth Edwards, marcaba un camino que Universal no estaba dispuesta a perder. Las sucesivas secuelas y los ‘crossover’ con Kong han convertido a esta serie de películas en un nuevo filón para la major, que sabe que a algunas de sus franquicias les queda poco para dejar de ser interesantes y atractivas.

Lo bueno de este ‘monsterverse’ es que es de lo más honesto que hay, y esta quinta película, que vuelve a reunir a los dos titanes más icónicos, Godzilla y Kong, vuelve a demostrar que a veces, no es necesario buscarse un laberíntico argumento para poder atraer a la gente a las salas.

Rebecca Hall y Dan Stevens.

Regresa a la dirección Adam Wingard, que repite tras Godzilla vs. Kong (2021), y regresan muchos de los actores que aparecieron en aquella cinta. En esta ocasión, Wingard cuenta con dos conocidos para él, como son el actor Dan Stevens, con quien trabajó en The Guest (2014) y Simon Barrett, guionista de prácticamente todas sus películas. El resultado, de nuevo junto a la experiencia de Terry Rossio, es un producto absolutamente ‘blockbuster’ que busca entretenimiento y nada más, no trata de aportar más sobre otros aspectos de este particular universo cinematográfico, a pesar de que da la sensación de que sí.

Es una película más centrada en deslumbrar visualmente que narrativamente. Pero esto es lo que demuestra su honestidad como película ‘revienta-taquillas’. Sigue una fórmula, un guion y una trama lineal, sin sorpresas con la firme intención de entretener y sorprender a nuestros ojos.

En Godzilla y Kong: El nuevo imperio todo es desmesurado, excesivo. Las escenas de destrucción son, como tienen que ser, exageradas, en donde las ciudades terminan devastadas. Si vamos tras un producto típico de evasión, esta película es una más que digna candidata.

Godzilla y Kong: El nuevo imperio.

Aunque su guion tenga demasiadas incógnitas y aunque su reparto sea muy desigual (quizá sólo podamos rescatar a la pareja protagonista, Rebecca Hall y Dan Stevens) no es algo que le preocupe. Si podemos ver a Godzilla durmiendo en el coliseo romano, o peleándose con Kong y destrozando las pirámides de Egipto, o arrasando la ciudad de Río de Janeiro… el resto, prácticamente es secundario para una película pensaba y muy estructurada.

Wingard no busca otra cosa en este producto tan sencillo como eficaz. Ahora bien, posiblemente estemos llegando a un momento en el que a esta saga habría que exigirle algo más, de lo contrario corre el riesgo de estancarse y convertirse año tras año, en el mismo producto. Aquí se intenta recurriendo a otros monstruos, pero su presencia en la historia resulta tan descafeinada que prácticamente son olvidables.

Si buscamos una película entretenida, sin preocuparnos absolutamente sobre su lógica, esta cinta reúne esos requisitos. No descubre nada, no hay que pensar que tiene ciertas incoherencias… simplemente dejarnos llevar por ver luchar a estos dos titanes de nuevo.

A estos dos titanes empieza a hacerles falta un pequeño cambio de aires.
5

+Info
Dirección
Adam Wingard
Guion
Terry Rossio, Simon Barrett, Jeremy Slater
Dirección de fotografía
Ben Seresin
Música
Antonio Di Iorio, Tom Holkenborg
Montaje
Josh Schaeffer
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA, Australia
Duración
115 minutos
Distribución
Warner Bros. Pictures
En la red

''
Te puede interesar