Godzilla vs. Kong

Godzilla vs. Kong

Godzilla vs. Kong | 2021
1 de abril de 2021
Godzilla ha estado muy tranquilo, pero algo le inquieta y empieza a atacar a la población. Los responsables de Monarch, que tienen a King Kong en cautividad (no explican cómo ha sido capturado), deciden soltarlo para que lo derrote, pero la cosa va mas allá. La corporación Apex tiene un plan secreto para derrotarlos a ambos.

Al hablar de esta película es absolutamente inevitable hablar del famoso “monsterverse”, esa especie de micro saga que Warner ha creado en torno a los dos monstruos más famosos del cine. Con el apoyo de Legendary Pictures y Toho (por la parte que toca a Godzilla), en el 2014 deciden iniciar lo que sería una compilación de varias películas, en su inicio no se especificaron cuantas, que girarían sobre estos dos personajes.

Gareth Edwards fue el primero de la lista con su amada/odiada visión de Godzilla (2014), en donde se tomaba muy en serio (demasiado para algunos) a los humanos y dejaba al monstruo como segundo plano. Le sigue Jordan Vogt-Roberts con el origen (por decirlo así) del simio gigante en Kong: La isla Calavera (2017), que tuvo bastante más aceptación que la cinta del lagarto. Y cerraba hasta la fecha Michael Dougherty con la excesiva Godzilla: Rey de los monstruos (2019). El punto y final lo pone Adam Wingard (director de Tu eres el siguiente (2011) o The Guest (2014)) con esta espectacular lucha entre los dos titanes.

Lo más destacable de este verdadero “blockbuster” es su honestidad ante el espectador. Y es que Warner ha puesto toda la carne en el asador y nos da lo que promete, la película no engaña absolutamente en nada y lo que presenta, es lo que se ve. No hay intrahistorias (bueno sí, pero muy de pasada) sino que la trama gira en torno a los dos gigantes, sus enfrentamientos y sobre quien sobrevivirá. Una fórmula que Dougerthy quiso aplicar en su película Godzilla: Rey de los monstruos, salvo que tenía un guión que era un caos y el montaje tampoco ayudó mucho.

Godzilla vs. Kong.

En esta ocasión, la historia, sin desviarse demasiado, si que tiene cierto apoyo en los personajes humanos, contando con algunos ya vistos en anteriores entregas de este “monterverse” aunque quizá no con el peso que uno esperaba. Sobre todo el intepretado por Kyle Chandler, que parece más perdido que otra cosa sin Vera Farmiga a su lado. No sucede lo mismo con Millie Bobby Brown, que aquí vuelve a tener el peso que tenía en la película sobre Godzilla. No hay demasiada evolución, pero al menos su rol tiene cierto sentido dentro de la historia. Eso sí, no esperemos mucho más, en algunas cosas, da la sensación de que los guionistas no han tomado demasiados ingredientes de las anteriores, y eso que tenemos a Max Borenstein, que ha estado en todas.

Si bien Godzilla vs. Kong no tiene un guion redondo (¿quién lo esperaba?) la película se deja algunos detalles fuera que no acaba de cerrar, y como hemos comentado, algunos personajes parece que están más para dar continuidad a la saga que para aportar algo. Se echa en falta algo más de unión entre todas las películas, aunque vamos a entender todo (la película no requiere de muchas explicaciones, la verdad), una fusión más marcada habría redondeado la película.

A nivel de personajes la cinta también cumple. Hay puntos cómicos, aportados por el actor Brian Tyree Henry, que interpreta a “conspiranoico” obsesionado con teorías, montajes y fraudes, y todo un “experto” en podcast (muy bueno ese detalle contemporáneo). El resto de intérpretes están correctos, pues tampoco se les exige mucho más.

Cinta absolutamente hecha para su entretenimiento, muy espectacular (como todas las de su saga) y que va directo a lo que va, sin rodeos. Las peleas entre los dos titanes son maravillosas, y el factor humano aquí refleja lo mismo que en las anteriores, ansias de poder y corrupción, poco más que añadir en este aspecto.

A nivel técnico, este «crossover» de monstruos, cumple sobradamente con unos mínimos y todo funciona bastante bien. Si alguien espera un cierre más inteligente, se puede ir olvidando, no es lo que busca. Cada película de este “monsterverse” es diferente y eso es lo que quizá le hace más interesante.

Entretenimiento muy espectacular y totalmente honesto con el espectador.
7

+Info
Dirección
Adam Wingard
Guion
Max Borenstein, Eric Pearson
Dirección de fotografía
Ben Seresin
Música
Tom Holkenborg
Montaje
Josh Schaeffer
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA, Australia, Canadá, India
Duración
113 minutos
Distribución
Warner Bros. Pictures
En la red

''
Te puede interesar