Mortal Kombat

Mortal Kombat

Mortal Kombat | 2021
24 de abril de 2021
Hay una lucha entre dos mundos, el nuestro y el Outworld, donde reina el caos y donde el temible Shang Tsung se ha apoderado de todo. La única forma de derrotarlo es acabando con sus secuaces en los terribles “mortal kombat” torneos entre luchadores elegidos para la tarea.

Nueva visión sobre uno de los juegos de lucha más notables de los últimos años. La saga Mortal Kombat, iniciada en 1992 y que actualmente va por su entrega número 11, es básicamente, un ‘machacabotones’ en donde hay que pelear y… poco más. Aún así, detrás de su simplicidad hay una pequeña intrahistoria que podría dar para desarrollar algo. Tras una primera adaptación en 1995 (con secuela incluida) ahora nos llega esta especie de ‘reboot’.

Si nos ponemos a comparar la película de Paul W.S. Anderson con esta del debutante (y desconocido) Simon McQuoid, evidentemente el tiempo juega bastante en contra de la cinta de Anderson. Aún así, y a pesar de que han pasado más de veinte años, vista a día de hoy es una cinta, al menos entretenida. Pero tanto Warner como McQuoid le han querido dar un buen lavado de cara a lo que podría ser una nueva saga, y esta nueva Mortal Kombat es mucho más espectacular, de eso no hay duda.

Lewis Tan.

El entretenimiento sigue estando ahí, no esperamos encontrar mucho más, por que no es lo que se espera de ella. En el equipo de guionistas encontramos a Dave Callaham, autor de los guiones de Wonder Woman 1984 (Patty Jenkins, 2020), Godzilla (Gareth Eduward, 2014) o creador de la serie Jean-Claude Van Johnson (2016). Como el guión no es lo más destacado y tampoco es algo que vaya a servir como referencia, al menos en esta ocasión se han tomado bastantes elementos de los videojuegos y algún que otro guiño a la película del 95, todo un detalle.

Mortal Kombat luce espectacular, con peleas elaboradas, sin llegar a resultar demasiado espectaculares, pero su factura no pasa de eso. Hay que verla como lo que es, un producto sencillo, directo, hecho para hacer taquilla y poco más. El ‘fan service’ está garantizado.

Con un reparto muy internacional, tenemos a Hiroyuki Sanada, que sale poco, pero su presencia siempre es de agradecer, y en el papel principal a un poco convincente Lewis Tan, a quien pudimos prácticamente descubrir en Deadpool 2 (David Leitch, 2018). El resto del reparto cumple sobradamente con unos personajes que no tienen demasiada profundidad y que, principalmente, tienen que lucir bien en las escenas de combates.

Una película entretenida, con buena factura, buenas peleas y con unos efectos especiales al nivel que se exigen. Recomendable, sí.

Resulta un alivio que este entretenido producto se acerque a su origen.
6

+Info
Dirección
Simon McQuoid
Guion
(personajes de Ed Boon y John Tobias)
Greg Russo, Dave Callahan
Dirección de fotografía
Germain McMicking
Música
Benjamin Wallfisch
Montaje
Scott Gray, Dan Lebental
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA, Australia
Duración
110 minutos
Distribución
Warner Bros. Pictures
En la red

''
Te puede interesar