Damsel

Damsel

Damsel | 2024
17 de marzo de 2024
La princesa Elodie se ha comprometido con el apuesto príncipe Enrique. Lo que ella no sabe es que la ceremonia esconde detrás un terrible secreto, una misteriosa ceremonia en la que ella es la protagonista, una ceremonia donde deberá sobrevivir.

Anunciada hace, al menos, cuatro años, Damsel (Juan Carlos Fresnadillo, 2024) nace de la mente de Dan Mazeau, guionista de Ira de Titanes (Jonathan Liebesman, 2012) o Fast and Furious X (Louis Letterrier y Justin Lin, 2023). El pasado año, la escritora de novelas para jóvenes Evelyn Skye escribió la adaptación literaria basándose en el texto de Mazeu, algo que puede llevar a engaño y pensar que la película tiene una novela como base. Así se preparaba el terreno para que Damsel fuera todo un éxito. El resultado, al menos hasta la fecha, no es tan celebrado.

La película parte de una historia, a priori, interesante, aunque vista la campaña promocional, si no la hemos esquivado, pocas novedades o sorpresas vamos a encontrar. Y esto es una especie de mal endémico en el cine actual, donde los avances y/o tráileres, suelen destripar bastante de la trama.

Damsel tiene cierto aire español. Dirige la función el canario Juan Carlos Fresnadillo, a quien no veíamos dirigir un largometraje desde la fallida Intruders (2011). Ha estado ocupado dirigiendo productos para televisión, pero es verdad que se le ha echado un poco en falta.

Centrándonos en la historia en sí, Damsel es una película sobre todo de aventuras, con un personaje central que lucha ya no sólo por sobrevivir en un entorno hostil, sino en su interior por destapar la verdad y sobre todo por llegar a convertirse en una auténtica guerrera. La premisa, insisto, es interesante, no es nueva, pero sirve de buen enganche para que empecemos a verla.

Millie Bobby Brown.

Su principal lastre o su principal pega llega en el guion de Mazeau. Plantea todo como una aventura, como hemos comentado, pero demasiado fácil para la protagonista, cuyo sufrimiento a nivel físico está un tanto edulcorado, sobre todo porque es un producto hecho a medida para una audiencia concreta. Si a esto sumamos que su mayor enemigo, el dragón (dragona en este caso) está un poco humanizado, pierde gran parte de su esencia como historia de humano contra bestia, que quizá es lo que le habría venido mucho mejor.

En Damsel todo tiene demasiadas aclaraciones, todo está muy planificado y aclarado, no deja demasiado espacio ni tiempo a que el espectador piense o saque conclusiones. Este cine tan masticado, tan fácil de digerir como de olvidar (especialidad de Netflix y lo que muchos llaman ‘cine algoritmo’) es quizá parte del futuro que le espera a la industria audiovisual, cada vez menos arriesgada. No hay más que ver que, como sucede aquí, la promoción reza como una película de una productora, no de un director/autor, quitando totalmente cualquier atisbo de cine con un estilo personal mínimo.

Millie Bobby Brown, ya de la ‘familia Netflix’ desde que protagonizó la serie Stranger Things, da vida a una protagonista ideal en los tiempos que vivimos. Pero su personaje resulta bastante plano, no sufrimos, simplemente esperamos a que supere su periplo, pero en realidad nos importa bastante poco lo que la suceda, siempre y cuando consideremos justo el desenlace.

Millie Bobby Brown.

El resto de secundarios, Robin Wright, Ray Winstone o Angela Bassett están correctos, en roles que no exigen demasiado y con bastantes clichés a sus espaldas, porque seamos sinceros, Damsel es una película absolutamente hecha a medida.

El nivel técnico es un tanto irregular. Se echan en falta bastante más criaturas subterráneas que acechen a la protagonista, y en algunos momentos la calidad es muy aceptable, pero en otras, mejor no hablar.

Cinta aceptable, que roza un aprobado y cuya historia tiene un buen potencial. Lástima que un guion flojo, con situaciones tanto previsibles como inverosímiles, lastre una película que se queda a medio camino entre un producto ‘light’ y una cinta interesante.

¿Por qué no se estrenó en cines?

El proyecto nació para estrenarse en la plataforma, a pesar de tener un reparto con cierto peso. Parece que los nombres de Millie Bobby Brown y Netflix siempre van de la mano. La actriz ha estrenado sólo dos películas en salas comerciales, Godzilla: Rey de los monstruos (Michael Dougherty, 2019) y Godzilla vs. Kong (Adam Wingard, 2021).

¿Cómo se puede ver?

Es un estreno exclusivo de Netflix, sólo se puede ver en esta plataforma.

Su guion, predecible y simplista, arrasa con lo interesante que resulta su propuesta.
5

+Info
Dirección
Juan Carlos Fresnadillo
Guion
Dan Mazeau
Dirección de fotografía
Larry Fong
Música
David Fleming
Montaje
John Gilbert
Formato
2.39:1
Nacionalidad
USA
Duración
108 minutos
Distribución
Netflix
En la red

''
Te puede interesar